Go to Top

El rol del docente

EL ROL DEL DOCENTE

Es una evidencia que al docente se le exigen muchos roles, entre ellos incluso el de educar. Erróneamente, muchas familias consideran que el centro de estudios es el lugar en el que, además de enseñar, se debe educar a los hijos. Y no está de mas que el personal docente tenga en cuenta la educación en su relación con el alumnado, además de la transmisión de conocimientos, pero su principal tarea no es esa. Sin duda, son los padres los encargados de transmitir una educación y unos valores a sus hijos. Son ellos quienes son los primeros y principales educadores de los hijos, a través de la convivencia en familia, transmitiendo normas, valores y actitudes que hagan que los hijos se sientan aceptados, queridos, valorados y con confianza en sí mismos. Y eso no aparece por arte de birlibirloque, sino que es el fruto de un esfuerzo por tener conductas ejemplarizantes donde los menores puedan observar y aprender conceptos tan esenciales en la vida como la amabilidad, el respeto, el amor, la amistad, la tolerancia, la puntualidad, la generosidad, la solidaridad, la gratitud, la confianza, la compasión, la responsabilidad, la empatía, el perdón o la perseverancia. Uno de los puntos que los docentes si pueden trabajar en el ámbito de la educación es el de enseñar a aprender, con el fin de que tengan, los propios alumnos, la suficiente motivación para que puedan desarrollar sus propias cualidades, de modo que sean capaces de educarse a sí mismos a lo largo de su vida. La relación entre profesor y alumno es un vínculo que puede orientar, reforzar y sacar lo mejor de cada uno. Afortunadamente, la mayoría de profesores saben del papel tan importante que ocupan en la vida de sus alumnos y actúan desde el privilegio y la responsabilidad que ello supone, actuando como modelos y convirtiéndose en referentes para los menores. www.carloshidalgo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *