Go to Top

La vanidad

La vanidad

La vanidad se define como una creencia excesiva en las habilidades propias y una valoración desmesurada de los méritos de uno y sus destrezas. Sería un tipo de arrogancia y engreimiento que fácilmente llega a su máxima expresión: la soberbia. Las personas vanidosas, enamoradas de su propia imagen, dan por hecho que los demás les tienen en muy alta estima y consideración porque se encuentran en un nivel superior. Preocupadas por la manera en que se muestran a los demás son personas ambiciosas y excesivamente competitivas, sintiéndose a gusto cuando le preguntan por lo suyo, pero con un mínimo interés por lo de los demás. Y, como personas vanidosas que son, suelen creer que tienen razón en cualquier discusión. Hay ocasiones en que la vida es paradójica y una discusión entre dos personas vanidosas dio como resultado la creación de una de las marcas mas valoradas en el panorama automovilístico mundial. Ferruccio Lamborghini había hecho una fortuna construyendo tractores después de la segunda guerra mundial. Apasionado de los deportivos, acudía a su granja a bordo de su Ferrari. Cansado de las numerosas averías, en parte por conducirlo por caminos de tierra, y de llevarlo al taller en Maranello, se entrevistó con Enzo Ferrari para recriminarle la fragilidad de sus piezas, especialmente el embrague. Enzo, herido en su vanidad, le respondió que un fabricante de tractores no puede entender la complejidad de un deportivo. Ferruccio, molesto por el trato, fundó Lamborghini Automobili en Santa Agata Bolognese, apenas a 30 kilómetros de Maranello. A los cuatro meses nació el Lamborghini 350 GTV y muy poco después un coche que marcó época: el Lamborghini Miura, primer deportivo con motor trasero central imitado posteriormente por Ferrari. La rivalidad entre Ferrari y Lamborghini, entre el caballo y el toro, es mítica aunque para muchos, como dijo Frank Sinatra, se conduce un Ferrari cuando se quiere ser alguien y un Lamborghini cuando ya se es alguien. www.carloshidalgo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *