Go to Top

Pánico escénico

Pánico escénico

Hace unos días, Pastora Soler reconocía públicamente un problema emocional que le ha tenido apartada mas de medio año de los escenarios. Todo empezó el 8 de marzo, en un auditorio de Sevilla, al desplomarse la cantante cuando llevaba una hora de concierto. Para la cancelación de un sinfín de conciertos se uso de excusa un hipotético vértigo sufrido a raíz de la caída. Pero cuando hace una quincena se vio obligada a interrumpir un concierto que estaba dando en Málaga, la cantante se sinceró confesando que padece pánico escénico. Esta patología la sufre gran parte de la población, aunque de manera mas acusada los artistas que tienen que mostrarse en público. El problema suele manifestarse con escalofríos, sudoración, náuseas, dolor de cabeza y cierre de la laringe o tartamudeo. Este estado de ansiedad hace que perdamos confianza en nosotros mismos. El origen suele hallarse en unas primeras experiencias negativas cuando niño o en una fatiga por exceso de exposición. Ciertamente, el miedo escénico está asociado a la angustia que produce el hacer el ridículo en público, comprometiendo con ello la autoestima y la confianza. Pastora Soler no es la única cantante conocida que sufre esta dolencia. Otro caso conocido es el de la cantante Adele. La británica suele vomitar antes de subir al escenario, aunque encima de las tablas todavía no ha tenido ningún percance. Los Guns N’ Roses, estuvieron a punto de cancelar una gira por el pánico escénico de su cantante. Pocos días antes del comienzo de la gira, Axel consiguió superarlo, al igual que en su día hicieron Salma Hayek, Scarlett Johansson o Barbra Streisand. www.carloshidalgo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *