Go to Top

MARELLA CARACCIOLO

MARELLA CARACCIOLO

El pasado 23 de febrero falleció a los 92 años Marella Caracciolo, la matriarca de la familia Agnelli, dejando tras de sí una vida acomodada, llena de lujos, pero no por ello feliz. Rica como pocas, tuvo que enfrentarse a uno de los dramas mas duros por los que puede pasar un ser humano: el suicidio de su hijo Eduardo, adicto a las drogas. Además, a partir de la muerte de su esposo Gianni Agnelli se enfrentó a su hija Margherita por motivo de la herencia, llegándose a ver las caras en los tribunales. Se calcula que el inmenso patrimonio que deja Marella es de 15.000 millones de euros, entre los que destaca los 9.000 millones de euros en lingotes de oro (138 toneladas) y una pinacoteca con obras de Canaletto, Matisse, Picasso, Modigliani o Renoir. Dueños de Fiat y Ferrari, de la Juventus, del vino Château Margaux y de los diarios Corriere de la Sera y La Stampa, la estirpe de los Agnelli ha tenido que hacer frente a más momentos tristes que halagüeños, a lo largo de su prolongada estirpe; una dramática tesitura que les ha valido el apelativo de los Kennedy de Italia. La realidad es que la dimensión de su fortuna no les pudo garantizar la felicidad, pues el dinero no suele solucionar los problemas emocionales. Incluso tener mucho, puede hacer que se sea más vulnerable a los golpes de la vida, pues al tener la costumbre de poseerlo todo no se desarrollan las habilidades necesarias para afrontar las frustraciones de la vida, que tarde o temprano siempre llegan, se tenga o no dinero. Se podría decir que el dinero es mas una herramienta eficaz para reducir tristeza, que para generar felicidad. La realidad es que no todo puede comprarse con dinero. De echo las mejores cosas de la vida son gratis: reír, hablar, besar, abrazar, amar, la familia, los amigos … www.carloshidalgo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *