Go to Top

la maldición de la lotería

LA MALDICIÓN DE LA LOTERÍA

Hace unos días se celebró el Sorteo de Navidad. Todos soñábamos con que la suerte nos sonriera aunque fuese con un pellizco, pero la realidad es que la posibilidad de que nos toque es 1 entre 100.000 (mas probable es que nos caiga un rayo). Y ahora todos pensando en el Sorteo del Niño. Es cierto que ganar la lotería nos puede cambia la vida, pero también puede ser para mal. Y es que, en el 80% de los casos, los agraciados suelen arruinarse antes de los ocho años o como mínimo tener menos dinero del que tenían antes de tocarles. Se diría que es tan difícil ganar el premio, como saber gestionar la fortuna ganada, pues puede marcar el inicio de una bancarrota como demostró un informe que analizó la trayectoria de 34.000 ganadores y donde la mayoría se arruinó entre tres y cinco años después de ganarla. Obviamente, saber conservar el dinero sin perderlo dependerá del tipo de persona que se sea de antemano, y de las decisiones que se adopten una vez conseguido el botín. Una de las recomendaciones a llevar a cabo es la de prepararse psicológicamente para ello, pensando en las consecuencias que el premio acarrea, no solo las positivas, sino también las negativas, tales como problemas familiares que pueden complicar las relaciones. El dinero atrae todo tipo de compañías, por lo que también conviene repasar quiénes son los nuevos “amigos”. Cuidado con dejar el trabajo. Es posible que no se necesite el sueldo, pero si mantener la salud mental y en esto el trabajo tiene un papel crucial. Avisados quedan los agraciados. www.carloshidalgo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *