Go to Top

EL EFECTO PRAFTALL

EFECTO PRATFALL

Quizás no hayamos oído nombrar mucho el “Efecto Pratfall”, pero seguro que hemos vivido sus resultados muchas veces. Este efecto se descubrió hace 50 años en una Universidad de EEUU (Minnesota), cuando un grupo de investigadores pidió a un grupo de estudiantes que participara en un concurso de conocimientos. En el estudio, a cada uno de los voluntarios se le dejó ver una grabación de un supuesto competidor que también haría la prueba. En realidad había cuatro videos, a pesar de que a cada candidato se le decía que era uno solo. Una de las cintas estaba grabada con un competidor que era absolutamente competente y que tenía un promedio de aciertos del 95%. En otra, el candidato era mediocre y mostraba una eficacia del 30%. La tercera cinta mostraba al mismo competidor brillante, pero esta vez había una escena en la que se le caía el café y manchaba su traje. El último video representaba la misma escena, pero esta vez con el candidato menos eficaz. Al final, las cifras probaron que el competidor eficiente que había tenido un accidente era quien más simpatías despertaba. Por el contario, el que menos motivó a los demás fue el candidato discreto que cometía errores. Y es que las personas sentimos mayor simpatía por aquellos que son eficientes, pero que de vez en cuando cometen algún error, ya que tendemos a ver a las personas que cometen algún fallo como más cercanas y confiables. Incluso los guiones de cine se construyen sobre héroes que tienen algún rasgo de falibilidad. De ahí que, cuando cometamos algún error, recordemos que tal vez esa equivocación simplemente es un punto más en nuestro atractivo. www.carloshidalgo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *