Go to Top

el efecto mr. wonderful

El efecto Mr. Wonderful

Mr. Wonderful es una empresa española nacida en 2011 cuando una pareja de diseñadores gráficos en paro tuvieron la brillante idea de plasmar mensajes positivos y motivadores en tazas, libretas, agendas, camisetas, etc. El éxito de sus productos es mas que evidente con máximas del estilo “Sal ahí fuera y brilla”, “Todo lo bueno empieza hoy”,  “La felicidad se lleva dentro”, “Siempre hay que mirar hacia adelante y mejorar el futuro”, “La vida es un bonito viaje”, “Si puedes soñarlo, puedes hacerlo”, “La cosas buenas pasan a quienes las esperan” … sentencias motivantes y positivas, aparentemente beneficiosas, con el loable fin de querer alcanzar la felicidad, asociando nuestros objetivos al éxito y la bonanza. Pero, en ocasiones, este exceso de optimismo está basado con exclusividad en la fuerza interior, provocando ideas de omnipotencia, cuando la realidad es que hay muchas circunstancias que escapan de nuestro control, no dependiendo de nosotros. Las caras sonrientes que se muestran en los medios sociales y los supuestos gurús de la felicidad refuerzan el mensaje de que hay que maximizar las emociones positivas y eludir las negativas. Y este es uno de los daños que provoca: clasificar las emociones en positivas y negativas, cuando todas las emociones son necesarias para la supervivencia humana. Sin duda, algunas emociones son más agradables que otras, pero la evitación febril de toda experiencia negativa vendría a ser como intentar esconder la suciedad debajo de la alfombra. Si se está triste, la solución no es pensar que se está alegre, sino modificar lo que provoca esa tristeza. No es una buena fórmula plantear que las personas somos iguales, sin considerar las circunstancias particulares, pues al ser todos diferentes las recetas de la felicidad no pueden ser universales. Así, se corre el peligro de plantear la felicidad como una meta por sí misma, en vez de como una consecuencia directa producto de una vida bien vivida. www.carloshidalgo.es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *