Go to Top

Baja tolerancia a la frustración

La baja tolerancia a la frustración

Un paciente que estaba ingresado en el Hospital de Figueres se paso varios días en huelga de hambre mientras la dirección del centro no accediera a su petición de que instalasen wifi gratuito para pacientes y visitantes. Vivir para ver. Cada vez hay mas personas que no son capaces de tolerar la más mínima molestia, contratiempo o demora en la satisfacción de sus deseos y no soportan ningún sentimiento o circunstancia desagradable. O lo que es lo mismo, no toleran el hecho de sentirse frustrados. Albert Ellis, quizá el psicólogo más importante de la historia, fue quien utilizó por primera vez el término “baja tolerancia a la frustración”. Según Ellis, mientras una persona equilibrada desea lo que quiere de forma apropiada, la persona perturbada exige, insiste, impera y ordena que sus deseos se satisfagan poniéndose exageradamente angustiada, deprimida u hostil cuando no queda satisfecha. Y es que los individuos que experimentan baja tolerancia a la frustración, consideran cualquier obstáculo en su camino como algo horrible, terrible y que no pueden soportar. Los expertos aseguran que este problema emocional es una consecuencia de la sobrecompensación en la niñez, ya que en la educación de hoy en día los padres apenas ponen límites a sus hijos intentando darles todo lo que piden. En verdad, cuando un padre accede a todas las demandas, está realmente dificultando un importante proceso de aprendizaje en su hijo: el de aprender a retrasar la gratificación tolerando la frustración. Y es que son los padres quienes tienen la responsabilidad de limitar a sus hijos con el fin de ayudarles a conseguir que se enfrenten a las situaciones por ellos mismos. www.carloshidalgo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *