Go to Top

adaptación hedonista

Adaptación hedonista

El término hedonismo proviene del griego hedone (placer) y el sufijo ismo (doctrina). Por lo tanto, el hedonismo sería la cualidad por la cual se busca el placer como bien último y supremo de la vida. Se vive pues intentando evitar el dolor y la infelicidad, disfrutando de los placeres terrenales. La adaptación hedonista en concreto hace referencia a nuestra capacidad para acostumbrarnos a las situaciones positivas. Un ejemplo lo encontramos cuando adquirimos bienes materiales. Este acto no nos hace en realidad mas felices debido a la adaptación hedónica, mecanismo psicológico por el cual, una vez saciado un deseo, otra necesidad ocupa su lugar y permanecemos tan insatisfechos como antes. Durante los primeros días somos felices por la adquisición, pero poco a poco nos acostumbramos y la compra en cuestión deja de ser tan gratificante. Esta adaptación (también llamada rueda hedónica) compara el comportamiento humano con el de un conejillo de indias que corre en el interior de una rueda que permanece es el mismo sitio, sin importar lo rápido que vaya, al igual que la gratificación de nuestros impulsos nos mantiene siempre en la misma posición, sin importar demasiado lo que compremos. Estudios afirman que el ser humano es incapaz de lograr un bienestar duradero con estímulos externos debido a nuestra naturaleza insaciable pues nada mas obtener lo que queremos, perdemos interés de manera rutinaria en el objeto de nuestro deseo. En vez de sentirnos satisfechos nos ocupamos en formar nuevos deseos. Un ejemplo lo encontramos en los ganadores de lotería. Después de un período inicial de euforia incontenida, quienes lo han ganado vuelven a niveles de felicidad similares a los que tenían con anterioridad. www.carloshidalgo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *