Go to Top

SUEÑO Y DEPRESION

SUEÑO Y DEPRESIÓN

Hace unos días se publicó un estudio dirigido por investigadores del Instituto Médico Howard Hughes de Maryland (EE.UU), donde se concluía que las alteraciones del ritmo circadiano conllevan modificaciones en un gen que está implicado en el desarrollo de la depresión. Era conocido por todos que existía una conexión entre el sueño y la depresión, pero hasta ahora nadie había sido capaz de encontrar ese nexo biológico. Al parecer es el gen “PER3” quien conecta estos mecanismos. Siempre se ha sabido que la alteración del reloj biológico interno, también llamado ritmo circadiano, que es quien marca cuando se debe parar a comer o a descansar por ejemplo, exacerba el riesgo de padecer diferentes enfermedades, entre las que se encuentra el trastorno del estado de ánimo por antonomasia, la depresión. La realidad es que todos hemos experimentado mas de una vez que los días que hemos dormido poco o mal, nos pasamos la jornada con cierto malhumor y desgana. Evidentemente, esto es como todo en la vida, depende de la frecuencia. Algún día suelto apenas va a afectar a nuestra vida; el problema estriba cuando la situación se mantiene a lo largo de semanas o meses. Parece ser que, dentro del problema de la alteración del sueño, la interrupción es más perjudicial para el estado de ánimo que la propia falta de sueño. Es decir, que es mejor dormir poco pero del tirón, que dormir mas cantidad de horas pero con interrupciones. Así que, a pesar de encontrarnos en plenas fiestas de la Magdalena, es necesario para ayudar a mejorar nuestro sistema inmunológico, nuestra productividad y nuestro estado de ánimo dormir un mínimo de 7 horas y sin interrupciones. www.carloshidalgo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *