Go to Top

MOROSOLOGIA

MOROSOLOGIA

Hace unos días, en Villarrobledo (Albacete), un moroso empotró a un cobrador de frac, contra una casa, con un toro mecánico. El cobrador llevaba toda la mañana haciendo su trabajo con el rigor exigido para su función: de frac, con sombrero de copa y siguiendo con su coche (con distintivos de empresa) al moroso. Éste último, un empresario en horas bajas, logró escabullirse. Perdida la pista, el cobrador optó por dirigirse al domicilio del moroso y hacer guardia en la puerta. Al tiempo, el deudor apareció con un toro mecánico con el que elevó el coche aprisionando al cobrador, que estaba fuera del coche, entre la máquina y la fachada de una casa. El atacante ha sido acusado de homicidio en grado de tentativa. El cobrador tuvo que ser ingresado con un politraumatismo. Lo cierto es que ser cobrador de morosos no es un oficio fácil, y además se ha convertido en un empleo de riesgo. Con los problemas financieros que estamos atravesando, la morosidad se ha extendido en nuestro país. El verdadero perfil del moroso profesional es aquel que es deudor recalcitrante, que vive como un rey y, a pesar de tener dinero, no paga nunca sus deudas. Además, es educado, con estudios superiores, con una gran habilidad para hacerse pasar por empresario, pretendiendo ser un hombre de negocios respetable, cuando en realidad suele ser un caradura, fracasado e insolvente. Perfil que seguro que no corresponde con el agresor del Albacete, quien siempre habrá sido una persona de confianza y que no ha podido hacer frente a las deudas porque a él también le deben dinero. www.carloshidalgo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *