Go to Top

LAS CRITICAS

LAS CRÍTICAS

En la película “La duda” (2008) protagonizada por Meryl Streep y Philip Seymour Hoffman, pronuncian un sermón que habla sobre una mujer que critica a una persona a quien apenas conoce. Al día siguiente, sintiéndose culpable por ello, fue a confesarse. Ella preguntó si había hecho algo malo y el sacerdote le dijo que sí, que había levantado falsos testimonios sobre el prójimo. La mujer apenada pidió perdón, pero el sacerdote le dijo que fuera a casa y subiese al tejado con un cojín y un cuchillo para destriparlo. La mujer lo hizo y volvió al día siguiente. ¿Cuál fue el resultado? le preguntó el sacerdote. Ella le dijo que al romper el cojín salieron muchas plumas. El sacerdote le pidió que regresara y que juntase de nuevo todas las plumas, mientras ella le decía que era imposible porque el viento se las llevó por todas partes. Excelente metáfora de lo que significa criticar. Un indicio de la pobreza emocional de una persona es el tiempo que dedica a criticar a los demás. La mayoría de las críticas son un reflejo de nuestro vacío personal, de nuestra envidia, de lo que vemos en otros, y nos molesta, porque carecemos de ello. La gente feliz no tiene tiempo de criticar a los demás, pues lo invierte en mejorarse a sí mismo. Un estudio de una Universidad concluyó que las personas que saben relativizar las cosas y que están acostumbradas a fijarse en lo mejor de los demás, suelen ser más felices que las que viven criticando a los semejantes. Como dijo Bertrand Russell, “Quien quiera aumentar la felicidad debe potenciar la admiración y disminuir la envidia”. www.carloshidalgo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *